Mara resurge con “Reptiliana”, su nueva producción, para celebrar 47 años de trayectoria

Mara resurge con “Reptiliana”, su nueva producción, para celebrar 47 años de trayectoria

* Producido y distribuido por Discos Denver

* Por vez primera incluyen una mujer en la alineación

 

Mara, comandada por Toshiro Midori, resurge en la escena del rock mexicano con “Reptiliana”, su nueva producción, con la que celebran 47 años de trayectoria.

Al respecto platicaron en exclusiva con México en la Red César Nolasco (guitarra) y Jair Cadena (batería)

Ver entrevista

Mara se forma en 1974, en la ciudad de México. El nombre es derivado de las iniciales de sus integrantes Marcos Ávalos, Arturo Ávalos, Ricardo García y Armando (Toshiro Midori); literalmente significa Amargura, mismo que aplicado a una persona, sería Mujer Afligida o Romántica. Esto, no está tan alejado del concepto lírico de la banda, luego de que algunas letras están dedicadas a los diferentes episodios que vive una mujer.

La idea de la banda era combinar canciones psicodélicas con letras arriesgadas vestidas con shows espectaculares. La visión era colocarse en el gusto de la gente trayendo el glamour de las bandas estadounidenses.

En sus primeros años, el rock estaba relegado y sólo existían los hoyos funky, las bodegas, estacionamientos o algún garage para expresarse, por lo que ellos vivirían increíbles anécdotas en cada uno de estos lugares.

Mara rápidamente se colocó en los carteles y aprovecharon la oportunidad para ofrecer su magia al público incluyendo pirotecnia creada por ellos mismos, en sus conciertos.

En 1979 graban un Ep (vinyl) con cuatro temas y así consiguen la atención de los promotores. En el inicio de la década siguiente ganaron más adeptos que estaban ávidos por los nuevos conceptos musicales y escenográficos. Para entonces, sus canciones ya eran coreadas por los asistentes a los eventos.

Durante los siguientes siete años, la búsqueda de un buen frontero fue incesante hasta que invitan a unirse al joven cantante de la banda Vago; su nombre, Charlie Monttana.

Así, la historia de Mara daría un giro de 180°.  Crearon temas irónicos, algunos absurdos, historias callejeras con fuerza, logrando un fuerte impacto en las marquesinas del rock mexicano. Entonces, llega la primera propuesta con una (entonces) nueva compañía discográfica, Discos y Cintas Denver, hoy convertida en la patente del rock nacional, grabando el disco Ficheras del Rock, que incentiva la imagen glam que los distinguía.

 

 

El éxito fue rotundo y en 1989 lanzan su segundo álbum, Camaleón, bajo la misma línea lírica, logrando que la gente se enganche y adopte las canciones; vanguardistas además en el sonido de sus instrumentos; algo fuera de época.

Comienzan a ser considerados dignos representantes de un nuevo estilo en nuestro país.  La banda había construido un séquito de fans y estos catapultaron a la banda. En 1990 graban el En Vivo desde el Reclusorio Femenil de Tepepan con el fin de dejar evidencia de su potencia. Con esta grabación fueron comparados con lo hecho por El Tri.

Este mismo año, Monttana deja la alineación y su siguiente producción Engendros del Dragón es entonada por sus tres ex vocalistas, Arturo Brown, Alexandro Rangel y Arturo Ávalos. A pesar de esta mezcla de matices el disco se convierte en pieza importante, siendo considerado material de culto.

La búsqueda por un frente es incesante pero necesaria; entonces llega Aldo de la O, una joven promesa que hará vibrar las más insensibles personalidades con su interpretación.

En 1991, graban Maniquí, cuarto material, que continúa con la vanguardia musical acostumbrada por la banda y al mismo tiempo lanzan una recopilación de éxitos con el toque de su nuevo integrante, convirtiéndolo en un “best seller”.

Mara gana terreno internacional y durante su gira por Estados Unidos realizan el compilado Borracho en el Gabacho, con lo mejor de sus actuaciones en el vecino país.

La banda crece constantemente y son una garantía en sus presentaciones. Han sabido ganarse el respeto. Tres años después el regreso de la mancuerna Midori-Monttana era inminente, por lo que graban una de sus mejores placas, Alócame Con Tus Piernas, producido por Jorge Amaro (Fobia, Neón, Kenny) y contando con la participación de Jay de la Cueva (Microchips, Fobia, Moderatto).

 

 

En 1996 vino lo inevitable, el divorcio de sus integrantes sin solución alguna. Afortunadamente la vigencia de la banda continuaba debido a que su material fue editado en disco compacto.

Así pasaron 14 años y surge la propuesta de que la alineación clásica conformada por Ricardo, Marcos, Toshiro y Charlie se presente en los festivales Vive Latino y Los 10 Grandes del Rock Mexicano; ambas actuaciones fueron un éxito rotundo.

Con las ganas de seguir consolidando su lugar en la escena local, Roberto Gong (Grafitti) se presenta como cantante suplente y en 2013 Aldo de la O regresa a la banda. Dos años después lanzan el disco 100% Rock, con la misma potencia con la que iniciaron 40 años atrás.

Durante los siguientes años la banda continúa un camino de éxitos pero en 2019 una lamentable noticia ensombrece la historia de Mara con el fallecimiento Ricardo Mara, uno de los pilares y Marcos Ávalos sale por problemas de salud. Llega 2020 y en plena pandemia, la salida de Aldo de la O, los desequilibra aún más.

Sin embargo las cosas no podrían parar ahí luego de más de 45 años de carrera y Toshiro Midori (voz y guitarra) cual ave fénix retoma las riendas del grupo.

Mara resurge hoy con fuerza y por vez primera conformado con una presencia femenina, Hilda Grecco, en la armónica; César Nolasco, en la guitarra; Jair Cadena, en la batería y Gerry Kalifas, al bajo.

En 2021 lanzan su séptima grabación titulada Reptiliana, que contiene esa fuerza y frescura musical que han mostrado a través de su historia.

El disco contiene 12 temas que serán del agrado de los viejos y nuevos amantes del rock y el glam hecho a lo largo de los 47 años de la banda.

Canciones: Explosión, Reptiliana, Tóxica, Ojos Negros, Tiburón, Tu Sombra, Lárgate, Ana, Reina del Rock, Caballos de Acero, Bésame, Te Extraño